Make your own free website on Tripod.com
 
La estrella Polar
 
 
Como si de mis ojos se tratara, 
que cuando salen de la luz, 
para encontrarse en la obscuridad, 
se sienten ciegos, perdidos, 
así estuvo mi alma, 
cuando un día tu Luz, decidió marchar. 

Y la Luz fue largo tiempo añorada, 
largo tiempo llorada, 
y quise morir, ahogado en llanto, 
sueño y llanto fueron lavando 
mis ojos y mi alma, 
y así la obscuridad, se hizo tenebrosamente cómoda. 

En la noche, aprendí a moverme, 
a tientas, todo está bien cerca, 
no me falta de nada, pero no tengo a donde ir. 
El vacío se hizo más pesado que la obscuridad, 
y ya no quedan lágrimas que mis ojos  
y mi alma puedan lavar. 

Mis músculos se tensan, mis ojos dibujan un guiño 
como queriendo protegerse de un destello mortal, 
y sin embargo no brilla mas que una luciérnaga, 
que no sabe, ni siquiera, que está, 
pero aunque ella no lo supo, 
puso perfil y sombras en mi hogar. 

No sé si se convertirá en estrella, o se irá. 
Sueño con que se quede, y temo el despertar, 
"... No temas por tus ojos, la Luz no te va a cegar, 
y en cuanto puedas, despierta, porque si no, se va a 
marchar. 
Deja las ventanas abiertas, que entre y salga a voluntad. 
Si ha de convertirse en Estrella, brillará mas que la Polar..."

EOBY
Back